Tu escritorio y tu estatus en la empresa

espacio-trabajo-2

¡Comparte este artículo en tu empresa o departamento, o ve más allá y hagan una campaña de organización de escritorios!

 

Este tópico puede sonar a típico tema de revista para captar la atención de los lectores, sin embargo los escritorios del personal de una empresa son una fuente valiosa de información sobre cada individuo en la empresa, pues reflejan no sólo su personalidad sino sus fortalezas y debilidades.

 

Además, un escritorio o cubículo es un indicador de la seriedad que las personas dan a su trabajo, qué tan identificados están con la empresa y sobre todo su capacidad de organización.

 

Antes de listar lo que un escritorio puede decir de ti, aclaremos que todo esto aplica también para el “desktop” o el escritorio virtual del computador.

 

  1. Un escritorio ordenado dice que eres puntual, planificado y eres dado a seguir normas.
  2. Un escritorio desordenado puede deberse a una personalidad creativa pero también los otros pueden percibir falta de capacidad para el orden y para terminar tareas.
  3. Una oficina con puertas abiertas, dulces para los invitados, etc. reflejan una personalidad sociable, abierta, amable y/o extrovertida.
  4. Un escritorio lleno de mensajes motivacionales o religiosos, indica que eres una persona con valores, creencias y/o convicciones firmes que son dadas a responder ante estímulos emocionales o que inviten a la superación.

 

¿Qué podemos aprender de esto?

 

Primero, que la forma en que esté organizada una oficina y los elementos que ésta tenga, influyen en el estatus de las personas en una empresa. Por otra parte, recordemos que el mes pasado tocamos el tema de la productividad… un espacio desordenado limita la productividad, tanto por generar caos mental como por ser poco práctico e indicador de que no hay planificación.

 

Segundo, el balance como siempre es la solución, por tanto ni tanto, ni tan poco. Un espacio abarrotado de postales, fotos, papeles puede dar una imagen negativa de ti. Asimismo, una oficina con un minimalismo extremo que no diga nada de ti te colocan como alguien cerrado y tus compañeros no se sentirán tan atraídos a socializar contigo. Finalmente, los empleadores pueden valerse de los escritorios para conocer más a sus talentos y ver qué tan involucrados e identificados están con la cultura organizacional.

 

Así pues, no se trata de cambiar tu personalidad, pero sí puedes organizarte más, incluir ALGUNOS elementos que digan algo positivo de ti. Y si así lo sientes, puedes tener algún reconocimiento o material con el logo de la empresa o alguna bombonera con caramelos.

 

About the Author

Leave a Reply